SALUD AUDITIVA

CONSEJOS Y FACTORES DE RIESGO PARA AFRONTAR EL VERANO

Los niños y las niñas, son mucho más sensibles a las enfermedades del oído que las personas adultas, son a la vez menos conscientes del peligro que conlleva bañarse en según qué aguas y del riesgo que supone exponer los conductos auditivos a humedades durante mucho tiempo.

Y es que a través del agua y la humedad podemos contraer infecciones bastante serias e incluso crónicas como la otitis externa, que causa graves síntomas y puede llegar a provocar la pérdida ligera de audición.

En este sentido, en Cottet recomendamos utilizar tapones adecuados y a medida, especialmente si tenemos contacto con agua de piscinas públicas, de río o de mar.

«Los niños y las niñas, mucho más sensibles a las enfermedades del oído que las personas adultas»

Existen muchos tipos de tapones para diferentes ocasiones y con diferentes funciones. No obstante, cuando se trata de contacto con el agua, estos tapones deben ser especiales, dado que los materiales de otros tipos de tapones como la cera pueden hincharse con el agua y provocar tapones dolorosos e incluso pérdida de audición. Lo más recomendable es acudir a un centro profesional para que la persona especialista pueda estudiar el caso concreto, revisar el nivel de audición y realizar los tapones más convenientes en cuanto a material y forma.

LEER AQUÍ TODA LA REVISTA COMPLETA >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *